Textos

Textos nuestros, de otros, traducciones

One Response to Textos

  1. Melvin says:

    Sobre Offret (Sacrificio)

    “En el principio, estaba la palabra…”

    Comienza la película con el padre plantando un árbol junto a un hijo que no puede hablar (no tiene palabra). Él, ilustrado hombre de letras y artes, erigió su estructura, su sistema sobre estas pautas. Alexander está convencido de que una rutina, un hábito, una disciplina sobre uno mismo, puede cambiar el mundo. Así como el monje regó el árbol pacientemente durante tres años hasta que este dio los bienaventurados frutos. Aunque algo comienza a resquebrajarse por debajo del Hombre. Casi proféticamente (causalmente) anuncia el apocalipsis venidero. Todo su conocimiento, su sabiduría, parece no ser suficiente. Su angustia, su incertidumbre, sus soliloquios al vacío, se pronuncian a medida que va perdiendo el sentido.
    La amenaza externa (Guerra nuclear), opera también como amenaza interna. No sólo el mundo se acaba, sino tu mundo también. Y aquí la propuesta interesante de la película. ¿Qué tal si puedes dar una respuesta? ¿Qué tal si para que el mundo vuelva a girar tengas que dar algo a cambio? El sentido y el horizonte ya se ha perdido hace mucho tiempo: he aquí, en el abismo, una oportunidad. Entrega tu credo, y ni siquiera para obtener una respuesta, sino una pregunta. “En el principio estaba la palabra, ¿por qué es eso, pápa?”. Tal vez hacía mucho tiempo que la palabra (verdad) se había dada por sentada, incuestionada. Tal vez ese fue el regalo (sacrificio) de Alexander al Pequeñín: la pregunta. El repensar el sentido, recuperarle verdad a la verdad.
    Las escenas en las que vemos al resto de los personajes interactuando, la confusión, el ruido, lo que no encastra se hace presente. Uno de los pocos momentos guturales de la mujer de Alexander, cuando se descompone en llanto y desconsuelo por la tragedia que les ha caído encima, se ve interrumpido por aquel que regula, que media, que razona y controla. Y la duerme. Y la duerme a la otra chica por si acaso le agarra un ataque a ella también. Las muertes se lloran, no se silencian. Mientras el mundo caía los vemos en una comida campestre tomando vino, mientras por detrás Alexander de cordura dudosa va en silencio a la casa de la bruja. ¿Vanguardia? ¿Podemos culpar a la familia? Es posible que no tuvieran la responsabilidad que le fue ofrecida a nuestro protagonista.
    Nietzsche es citado. Otto le comenta a Alexander lo poco esperanzador que es un mundo que termina y vuelve a comenzar. ¿La angustia de lo cíclico? Evidentemente hay un eje del guión con el eterno retorno y los ciclos. Oímos en la primer parte la frase citada al comienzo: “En el principio estaba la palabra”, y la película termina con la misma frase. Asimismo también termina donde comenzó: en el árbol. Y también retorna el tiempo atrás, o lo borronea, al no existir Armagedón nuclear. Pero no es el retorno que asustaba a Otto, es uno esperanzador y prometedor de vida latente como podemos ver en los segundos finales.
    ¿Trabajo colectivo entre Otto y Alexander? Otto es el místico, que conoce y se presta a entender enigmas. Él es el que le acerca la posibilidad de pactar con la bruja. ¿Por qué no fue él? ¿No tenía la fuerza? ¿Sólo podía comunicarle la información a Alexander?
    Vínculos con aforismos (sólo chequee estos pero es probable que haya algo más en aforismos próximos o anteriores a estos dos)

    De la visión y el enigma: Aquí aparece el enano citado. El enano es el encargado de operar en Zaratustra el espíritu de la pesadez. Es quien le anuncia que luego de haber ascendido hasta las alturas, deberá, inevitablemente caer. A lo que el profeta le contesta “Tú o yo”. No pueden convivir ambos espíritus. Sobre el final del aforismo un pastor está atragantado con una serpiente en la garganta. ¿Relación con el Pequeñín? ¿Es la pesadez, el enano, el retorno de lo mismo lo que silencia al hijo de Alexander? (Al fin y al cabo el nombre original del personaje es “Little man”) ¿pensar el silencio?

    De la bienaventuranza: En este aforismo Zaratustra piensa en sus hijos. Por amor a sus hijos, debe consumirse a sí mismo. Retomando el arte, y el posible sacrificio o no que tenga que efectuar.. ¿Cuáles son los hijos del arte? ¿Tiene alguno acaso? ¿Tiene tumba donde morir siquiera? Chequear aforismo es clara la imagen que arma con la similitud de las escenas del árbol y el lago.
    Pendientes: Dudas de Alexander, revisar sus declaraciones sobre su pasado teatral (Shakespeare/Dostoievsky), el arte, la escena, la honestidad y lo falso.
    Desglose de la pintura (eje de la película)

    Info La Adoración de los Magos
    En el fondo, dos árboles forman una diagonal. Uno es un laurel, símbolo de triunfo, y el otro una palmera; este segundo árbol puede entenderse como signo de martirio o como alusión a una frase del Cantar de los Cantares: “Eres majestuosa como una palmera”, en la que parece prefigurarse María.
    Tras esos árboles aparecen dos escenas. A la izquierda, la ruina de un edificio clásico, en el que pueden verse obreros, aparentemente reparándola. A la derecha hay jinetes desarzonados peleando, sobre caballos enfurecidos, y un esbozo de un paisaje rocoso. El templo en ruinas puede verse como una alusión a la caída del Templo de Jerusalén, con un arco roto en el que crecen pequeños arbustos, lo que ocurre en algunas construcciones antiguas en los que la naturaleza ha empezado a apropiarse. Pero también es posible que las ruinas aludieran a la Basílica de Majencio, pues, según una leyenda medieval, los romanos decían que permanecería en pie hasta que una virgen diera a luz. Se supone que cayó la noche del nacimiento de Cristo (de hecho, ni siquiera estaba construida entonces). Las ruinas dominaban un dibujo preparatorio de Leonardo, que también presentaba a los caballeros peleando, pero quedó relegado al fondo en la pintura final.
    El encuentro de hombres armados se interpreta como símbolo de la locura de los hombres que no han recibido aún el mensaje cristiano. Como ocurre con el tondo Doni de Miguel Ángel, el paisaje del fondo probablemente representa el mundo pagano suplantado por el cristiano, según se inaugura por los eventos que tienen lugar en primer plano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *