Ranciere, Jacques – 11 tesis sobre la politica

Jacques Rancière, 11 tesis sobre la política11 tesis sobre la política
Jacques Rancière

La política no es el ejercicio del poder. Debe ser definida por sí misma, como una modalidad específica de la acción, llevada a la práctica por un tipo particular de sujeto, y derivando de una clase de racionalidad específica. Es la relación política la que hace posible concebir al sujeto político, no a la inversa.
Lo peculiar de la política es la existencia de un sujeto definido por su
participación en opuestos. La política es un tipo de acción paradójica.
La política es una ruptura específica de la lógica del arkhé, dado que
no presupone simplemente la ruptura de la distribución normal de las
posiciones entre quien ejercita el poder y quien lo sufre sino también
una ruptura en la idea de las disposiciones que hacen a las personas
adecuadas a estas posiciones.
La democracia no es un régimen político. Es una ruptura de la lógica del
arkhé, en otras palabras, la anticipación de la regla en la disposición
por él. La democracia es el régimen de la política en tanto forma de
relación que define a un sujeto específico.
El pueblo, que es el sujeto de la democracia, y por lo tanto el sujeto
matricial de la política, no es el conjunto de los miembros de la
comunidad o la clase obrera o la población. Es la parte suplementaria en
relación a cualquiera de las partes contables de la población que hace
posible identificar la cuenta de los incontados con la totalidad de la
comunidad.
La esencia de la política es la acción de sujetos suplementarios
inscriptos como un plusvalor en relación a cualquier cuenta de las
partes de una sociedad.
Si la política es el trazado de una diferencia evanescente en la
distribución de las partes sociales, entonces su existencia no es de
ninguna manera necesaria. Por el contrario,  la política sucede siempre
como un accidente recurrente en la historia de las formas de la
dominación. El objeto esencial del litigio político es la existencia
misma de la política.
La política es específicamente antagónica a lo policial. Lo policial es
una distribución de lo visible cuyo principio es la ausencia del vacío y
el suplemento.
La tarea esencial de la política es la configuración de su propio
espacio, lograr que el mundo de sus sujetos y sus operaciones resulten
visibles. La esencia de la política es la manifestación del disenso, en
tanto presencia de dos mundos en uno.
La característica fundamental de la filosofía política consiste tanto en
anclar la acción política en una modalidad específica del ser como en
ocultar el litigio que es constitutivo de la política. Es en la
descripción misma del mundo de la política que la filosofía produce este
ocultamiento. Por otra parte, la efectividad de esta operación es
perpetuada en las descripciones no filosóficas o anti-filosóficas de
este mundo.
El fin de la política y el retorno de la política son dos maneras
complementarias de cancelar la política a través de una relación simple
entre el estado de lo social y el estado de los aparatos estatales.
Consenso  es el nombre vulgar de esta cancelación.

Original aparecido en grado cero. Agradecemos la autorización para
republicarlo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *